domingo, 18 de enero de 2009

ÉXTASIS

En la penumbra de mi alcoba,
comienzo a recordarte
bajo la desnudez de mis sabanas,
prisionera del deseo
te imagino dibujando mi cuerpo...
La tibieza de tus manos,
transitando por mi piel,
hambrienta de pasión
quiero quemar mis ansias,
acaricio mis pechos,
mis pezones erguidos,
evocan tu lengua juguetona, cálida,
el deseo me quema la sangre,
te siento en mi respirar, en mi interior,
nadando en sudor,
bajo por mi abdomen,
hasta llegar a mi sexo,
me descubro temblando,
la humedad me delata,
se escapa un suspiro,
el vaivén de mis dedos
aceleran mi excitación,
quiero llegar a la cúspide del éxtasis,
hasta agotarme,
lo hago ahora como si fueras tú...

Amanteceres
Safe Creative #1001275393575

3 comentarios:

Una Mujer dijo...

Bonita apología de la masturbación, describes cada detalle con tanta sensualidad y belleza que invitas a ello.

Te seguiré leyendo.

Anónimo dijo...

Deja que broten tus sentidos para saber donde puedes llegar.
El Otro Sentido

Nelson Diaz dijo...

Poesía alucinante, divina profecía tal vez, de momentos inevitables por vivir, para quienes aceptemos la osadia, de sucumbir al Extasis que solo tu mi hermosa mujer, con tanto encanto y pasión transmites...
"nadando en sudor,
bajo por mi abdomen,
hasta llegar a mi sexo..."
¿Cuantos no te lo deben?
(¿o deberemos?)
¿Ya lo sabias?
: )