viernes, 22 de abril de 2011

UNA NOCHE EN SUS OJOS

Los encuentros nunca son casuales, se disfrazan incompresibles a la mente donde el azar juega su mejor papel, confundiendo, creando hasta a los propios personajes, como una seria dirigida de circunstancias y situaciones, donde el placer por disfrutar pasa al primer puesto de una competición de sentires que llevamos dentro, sin saberlo, nosotros mismos nos sorprendemos... Llegué a Tetuán a mediodía, justo para el encuentro con unos clientes de mi empresa y otros tres miembros de una empresa colaboradora, esta vez asistía sola, por suerte la reunión se celebraba en la sala de conferencias del hotel por lo que me permitió hacer el check-ing y darme una ducha rápida. El hotel estaba ubicado en una zona preciosa, justo en el corazón de la Kasbah, la parte mas alta de la Medina, la suite estaba situada sobre la terraza de la azotea, se podía disfrutar en ella de una pequeña terraza con vistas del estrecho y a los tejados de la medina. El baño disponía de un jacuzzi situado justo en la misma dirección a las vistas. El centro del hotel era el Hamman o baño turco, una delicia donde se respiraba el aroma de aceites y esencias árabes, evocando con su decoración a las historias de las mil y una noches.
Aunque la reunión transcurrió satisfactoriamente se alargó más de lo esperado, por lo que tuvimos que comer en el restaurante del hotel para más tarde poder continuarla. Yo estaba contenta, había sido una buena operación, aunque agotada por tanta tensión acumulada, por lo que a su término decidí retirarme a descansar y no demorar mas tiempo en cortesías y cumplidos, desde que vi el Hamma no dejaba de pensar en darme una sesión de un masaje relajante con aromaterapia y en saborear un rico té a la menta.
Lo tenía decidido, pero antes de contratarlo subí a mi habitación para dejar los documentos, al entrar me sorprendió un intenso aroma floral, aunque todavía no había anochecido, las primeras sombras del atardecer se mezclaban en la habitación con las luces que irradiaban una hilera de velas blancas que se adentraban en el baño; decidí seguirlas, las velas no solo llegaban hasta allí, sino que continuaban rodeando el Jacuzzi que estaba conectado y todo espacio posible. En el agua había ciento de pétalos de flores y un perfume exquisito emanaba de ella, a todo esto lo acompañaba una delicada melodía de piano que no sabia exactamente de donde salía, aún así no lo dudé ni un momento, sin hacerme ningún tipo de preguntas me desnudé y me sumergí en el agua que estaba a la temperatura perfecta, cerré los ojos y me dejé llevar… A los pocos minutos me sobresaltaron unas manos que me sujetaron por los hombros desde atrás a la vez que una voz varonil me susurraba:
- No te asustes, tranquila, estoy aquí para hacerte disfrutar, solo tienes que dejarte llevar y relajarte, yo sabré cómo conseguirlo, si me dejas…
Cedí a su petición y comencé a relajarme. Me cubrió los ojos con un pañuelo, mientras me convencía de que de esa forma me concentraría mejor, y eso fue lo que hice, concentrarme en todo lo que a continuación sucedió.
Sentí como entraba en la bañera y se posicionaba justo a mi espalda estirando sus piernas en línea con las mías, tan pegado a mi que sentía su respiración en mi nuca. Comenzó a masajear mi espalda humedeciéndola antes con un gel de baño con olor a fresas, sus manos grandes pero delicadas se deslizaban lentamente por mi piel haciendo círculos con sus dedos, del cuello pasó a los hombros, bajando y subiendo lentamente por la curvatura de mi espalda, era como si sus manos tuvieran lenguaje propio y escribieran en mi piel palabras mojadas en pasión y deseo, pues esa fue la reacción que provocó en mi, un inmenso deseo… Me agarró con fuerza de las caderas y me llevó hasta su cuerpo, apretando mis nalgas contra su pene bestialmente erecto, como un cazador de tesoros, buscó bajo el agua mi sexo y de un impulso me penetró quedándose inmóvil dentro de mi, me rodeó con sus brazos y comenzó a recorrer mi cuerpo con sus manos, apretando mis senos con avidez a la vez que su boca mordía mi cuello ya ladeado y buscaba mis labios con ansias.
Nuestros cuerpos enfermos, calientes, rabiosos, desbocados, entraron en una vorágine de lujuria que le hizo llevar mis manos hasta uno de los bordes del jacuzzi para que me apoyara en el, su cuerpo cubrió el mió, acomodó mis nalgas a sus rodillas y volvió a penetrarme, sus manos cubrieron mis pechos apretándolos con fuerza, su lengua no paraba de lamerme los oídos mientras me susurraba palabras indecentes, a la vez que sus embestidas acrecentaban el ritmo cada vez más rápidas, salvajes y descontroladas , así, entre jadeos y gemidos su cuerpo se convulsionó cuando alcanzó un éxtasis de placer que lo dejó totalmente desvanecido. Durante unos instantes solo sentía su respiración agitada, pero enseguida reaccionó, el sonido del agua me indicó que había salido de la bañera pues yo aun seguía con la venda en los ojos, de repente me incorporó sacándome al exterior y me rodeó con una suave y esponjosa toalla secando con ella mi cuerpo, me elevó entre sus brazos como si fuera una ligera pluma y me llevó hasta la cama, me acomodó entre almohadones cubiertos también con pétalos de flores, mis manos los rozaban, y allí , expuesta a su plena voluntad se desbordó de nuevo en caricias, esta vez envueltas en un aceite de esencia de canela. Comenzó por mis pies con un suave masaje, más tarde sus manos apretaban mis tobillos subiendo lentamente por mis piernas, recreándose en el interior de mis muslos, jugaba con sus dedos alrededor de mi sexo excitadísimo, creando espirales de deseo con cada roce, alterando mis sentidos, erizando cada poro de mi piel, envolviéndolos con el aromático liquido que me estimulaba y me producía el mas intenso de los gozos; llegó hasta mis senos, con un solo dedo rodeó sus aureolas rosadas hasta llegar al pezón eréctil, el cual acariciaba sumamente despacio, con tanta delicadeza que parecía temer romperlo, yo me curvaba de placer, entonces su boca se precipito a la mía, desembocando en un torbellino de pasión, enredándonos entre la humedad de nuestras lenguas, atándonos y desatándonos por momentos para poder respirar, para no asfixiarnos en nuestro propio d
eseo.
Impulsivamente me abandonó para bajar derecho a mi sexo, dónde su lengua se hizo absolutamente dueña de la situación lamiéndolo con suma avidez, ayudado por su dedo índice se deslizó entre sus pliegues para mas tarde introducirse en el interior, mi humedad mezclada con sus fluidos acentuaban mas el grado de mi excitación, mientras él se saciaba sin descanso, yo me retorcía de goce entre suspiros y gemidos, apretando con fuerza las sabanas, mis ansias por llegar al orgasmo eran ya desmesuradas, sin apenas voz comencé a suplicarle, a implorarle que me llevara al final del trayecto, accedió a mi petición provocándome un intenso y dulce estallido de placer que me dejo totalmente exhausta.
Me quitó la venda delicadamente, las últimas luces del ocaso se colaban por el amplio ventanal bañando con un tono rojizo su figura en la penumbra, avivando aun más si cabe el brillo de sus impresionantes ojos verdes Lo que a contención seguidamente quedará guardado en nuestro recuerdo, solo puedo añadir, qué reímos, bebimos y cominos hasta empacharnos de nosotros mismos…

Mi vuelo de regreso salía a primera hora de la mañana, esta vez no viajaba sola, coincidía con los miembros de la otra empresa, embarcamos juntos, nos dieron asientos correlativos. Él estaba sentado al lado de la ventanilla, yo lo miraba aún con deseo, el reflejo del sol volvió a dar luz a sus intensos ojos verdes, me miró, y una sonrisa nos unió en la más absoluta complicidad...
Te echo de menos...


Amanteceres
Safe Creative #1104219036214

24 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

yo tambien quiero trabajar en tu empresa

Ricardo Miñana dijo...

Hola, hacia tiempo que no pasaba por aqui, disculpa la ausencia, siempre ha sido un placer leerte,
deseo disfrutes estas fiestas.
un abrazo.

© MEDEA dijo...

Hola mi niñaaaaaaaaa...
Pedazo relato y sobre todo esa mirada masculina que has puesto, que como me ha puestoooooooo
Besitos guapisima y me alegro de que volvamos a este mundillo. Muakk

Desvanecerse dijo...

Contigo cada velada se desnuda de agua y saliva, cubriendo de acuosas caricias cuerpos enfebrecidos, haciendo tropezar los alientos hasta domesticar la ansias que colman los deseos.

Gracias por esa plenitud.

Besotes

tomasuncafe dijo...

vengo a ser complice e insinuarte en la piel de la que me llevo un espejo y mil aromas, besos

Shang Yue dijo...

estoy empezando a pensar que esto de no trabajar me está privando de muchas cosas...


por cierto, sabes de alguna vacante?
yo, como Noel, también me apunto

don vito andolina dijo...

Hola guapa,intrigante relato...bellas letras lo adornan, gracias por tus hermosas palabras,pasa buen día, besos emancipados...

Erotismo dijo...

es maravilloso, volver, leer y seguir sintiendo tanto al hacerlo.

Bravo, sigues con tu toque único.

Juan dijo...

Una fantastica noche rodeada de aromas, sabores, y placer. Un besazo.

Víctor dijo...

Una excelente y fantástica noche de placer. Disfrutarlo de esa manera ha de ser de lo mejor en la vida despues de un atareado dia de trabajo. Saludos Amanteceres.

La Gata Coqueta dijo...

Paseando con la brisa
rozando la verdad, sin prisa

Con mis sueños a cuestas pero no indecisa
he tejido una previa nota como misiva

Invitándote a mi evento sin cortapisa
como el fluir del agua que hoy avisa

Usando pocas palabras: y siendo concisa,
tres años a tu lado abrazando una sonrisa...

...esperando tu llegada llena de dicha
para brindar y besarte de esta guisa...

~~~~~~~~~~~~

Unida a cada uno de vosotros festejo esta semana el 3º cumple-blog, de La gata coqueta
que tantas alegrías, satisfacciones e increíbles amistades me ha llegado a descubrir.

Lo que si es obvio, que sin tu apoyo nunca podría haber conseguido abrazar estos tres años de sueños hechos realidad e impresionantes sorpresas, cuando las cosas no eran un vergel de alegría para mi, y gracias a la amabilidad y cordialidad recibida hoy sigo sonriendo a la vida estando en deuda de continuo con todos...

Hoy también se suman a la fiesta las demás bitácoras; Los amores de la gata coqueta, Mis caricias del alma y Cucadas virtuales y en ellas te he dejado dos regalos al final de los post, relacionados con el evento, los puedes copiar de cualquier blog porque se repiten, espero sean de tú al menos agrado; ya me comentarás algo.

El beso de despedida hoy allí te espera...en La gata coqueta..

María del Carmen

Manolo Blog dijo...

Jó... tu amigo sí que sabe...

Espero que os volváis a encontrar pronto... para que vuelvas a contarnos una historia tan sugerente y excitante como esta.

German Buch dijo...

Cerré los ojos, dejándome llevar en vuelo, por esos ojos color turquesa.
Su agua, transparente como sus ojos, quedó fondeada en continuo oleaje desvistiendo mi cuerpo.
Ahí estaba él, ausente en mi ensoñación y presente bajo mi vestido, sintiendo como mis senos despertaban encendiendo los faros de mis pezones. Su lengua bajaba por la vertiente excitada de mi abdomen jugueteando su puntita en el hoyuelo de mi ombligo despertando espasmos en deseos más allá de mi pelvis.
La fina espada de su lengua atravesó la sonrisa vertical de mi sexo, abriendo unos labios sonrientes a su paso, mojados y goteante aspersor rociando mi vello.
Mi suspiro, liberando un fino torbellino de mi boca en su nuca, provocó el encuentro de sus ojos en mis ojos, descubriendo la aguada felicidad entre mis piernas.

German Buch dijo...

Cerré los ojos, dejándome llevar en vuelo, por esos ojos color turquesa.
Su agua, transparente como sus ojos, quedó fondeada en continuo oleaje desvistiendo mi cuerpo.
Ahí estaba él, ausente en mi ensoñación y presente bajo mi vestido, sintiendo como mis senos despertaban encendiendo los faros de mis pezones. Su lengua bajaba por la vertiente excitada de mi abdomen jugueteando su puntita en el hoyuelo de mi ombligo despertando espasmos en deseos más allá de mi pelvis.
La fina espada de su lengua atravesó la sonrisa vertical de mi sexo, abriendo unos labios sonrientes a su paso, mojados y goteante aspersor rociando mi vello.
Mi suspiro, liberando un fino torbellino de mi boca en su nuca, provocó el encuentro de sus ojos en mis ojos, descubriendo la aguada felicidad entre mis piernas.

llavis dijo...

Ufff me dejaste chinita la piel, que buen y exitante relato.
Besitos wapa!

llavis dijo...

Ufff me has dejado chinita la piel, que buen y exitante relato.
Besos wapa!

La Gata Coqueta dijo...

Desde hace un tiempo a esta parte, para no faltar a las buenas costumbres, me acerco a desearte un lindo fin de semana, lo más positivo a ser posible para que te permita un buen descanso con la satisfacción de emprender otra nueva con diferentes logros que alcanzar.

Y de paso te dejo mi agradecimiento por acompañarme en el aniversario de mi espacio de recreo, La gata coqueta dejándome una parte de tu afecto como prenda para ser atesorada como un presente digno de ser recordado hoy mañana y siempre!!.

Un abrazo con la esperanza de que una leve sonrisa aflore en la comisura de tus labios...

Hasta la próxima visita amig@!!

María del Carmen

PD/Desde el jueves hasta hoy todos mis blogs habían sido deshabilitados. Pasando por un shock emocional impresionante... siendo el motivo por el que no he pasado antes a salusarte, pero hoy puedo decir aleluya!!!

La Gata Coqueta dijo...

Que agradable resulta llegar a un espacio donde cada día se dejan pensamientos e ideas que van surgiendo para compartir con los amig@s.

Estando a la vez acompañados por el sentido de una razón entusiasmada que forman una amalgama singular y a la vez de perfección, naciendo con el paso del tiempo la necesidad obligada de pasar a saludar y a dejar mis huellas como muestra de mi estimado afecto.

Un ramillete de petunias deposito entre tus manos, son del color de los sentimiento, y al mirarlas fijamente percibirás la luz del interior del alma...

Hasta otro bello momento donde la armonía se pasea por la avenida de la poesía....

María del Carmen

Pedro Sanchez dijo...

Me encantó pasar por tu espacio y leerte, voveré..
Besos.

DEDOS QUIETOS dijo...

Lo que no podemos disfrazar es la pasión, esa que hace arder hasta nuestra alma... y hace que la lujuría caiga del cielo.

Mil besos

La Gata Coqueta dijo...

Con cepillo de esmeraldas
se van atusando las primeras horas
de la incipiente alborada

Con peine de marfil
se van ondulando las últimas horas
del desolado crepúsculo

Con diademas de platino
se van embelleciendo las sienes
del notable fin de semana...

Con el perlado rocío
que estoy recibiendo
atentamente me despido...

...hasta el próximo mimo
que iré compartiendo.

María del Carmen

Lunna dijo...

Que mejor forma de rebajar la tension despues de una reunion de trabajo.
Un masaje donde las caricias se transforman en pasion a medida que sus besos recorren cada poro de tu piel.

Besos.

Lunna.

La Gata Coqueta dijo...


Con mi afecto para ti!!

L a fantasía se va haciendo llegar
A taviada de amena evocación

G ranjeando atenta lo positivo
A trapando los sentimientos en ello,
T rinos y halagos se hacen sentir
A cariciando y dejándose acariciar

C ual paso de una fugaz cometa
O ndeando sus esperanzas al viento
Q uedamente pero sin pausa
U na estela de cariño va dejando
E ntretejida entre las rimas
T enaces en el empeño por crear
A mistades hiladas en armonía...

María del Carmen

David C. dijo...

Buenísimo.